Juegos navideños para disfrutar en familia

Juegos navideños para disfrutar en familia

¡Se acercan las vacaciones! La Navidad es un tiempo especial para reunirse y pasar tiempo en familia. Y para que lo paséis todos bien, te proponemos tres juegos fáciles y divertidos. ¡Toma nota!

Adivina qué tiene Papá Noel

¿Qué hace falta?: Varios gorros de Papá Noel y objetos variados que quepan dentro.

¡A jugar!: Un adulto se encarga de colocar en fila los gorros sobre una superficie plana y esconder debajo diversos objetos (una lupa, un boli, un juguete, una cuchara, un reloj…), sin que nadie más los vea. Luego, os sentáis y, por turnos, cada uno elige un gorro que debe palpar para adivinar de qué objeto se trata. ¡Ojo, no vale mirar, solo tocar! Gana quien más veces acierte, y se puede repetir ronda las veces que queráis con objetos nuevos.

El abeto tragabolas

¿Qué hace falta?: Una caja de cartón abierta o cartulina, bolas de plástico de colores, tijeras, ceras y una cesta o papelera.

¡A jugar!: Primero, hay que fabricar el abeto de un metro de altura aproximadamente. Para ello, usa una cartulina grande o bien una caja de cartón desarmada. Dibuja la silueta del árbol de Navidad y recórtala. Antes de darle color, dibuja cinco o seis círculos repartidos por todo el abeto, de un tamaño suficiente para que las bolas pasen a través con holgura. Cuanto más pequeños, más difícil será acertar. Haz los agujeros en los círculos antes de colorear el árbol con las ceras. 

Cuando el árbol esté preparado, colócalo donde no pueda caerse y pon la cesta, encargada de recoger las bolas, justo detrás. Antes de empezar a jugar, hay que decidir a qué distancia se van a realizar los lanzamientos y marcarla en el suelo para que ningún participante haga trampas. Luego, por turnos, cada jugador lanzará una o dos bolas y pondrá a prueba su puntería. 

Podéis anotar los aciertos de cada uno, o usar un solo color de bolas por participante y hacer el recuento al final.

El tesoro navideño

¿Qué hace falta?: Caramelos, mazapán, chocolate y lo que se te ocurra para incluir en el tesoro. Una caja donde esconderlo, papel, boli y mucha imaginación.

¡A jugar!: La persona que esconde el tesoro en casa también se encargará de inventar una historia y las pistas necesarias para que los jugadores lo encuentren. Por ejemplo, ¡los duendes del bosque han robado la merienda de Papá Noel y tenéis que encontrarla! A partir de esa premisa, escribirá en notas de papel diversas pistas y pruebas que los jugadores tendrán que descubrir y superar, una tras otra, hasta encontrar el tesoro. 

Ejemplos de pistas y pruebas:

  • Adivinanzas de lugares de la casa. 
  • Fotos o dibujos que lleven a la pista.
  • Un mensaje en código que hay que descifrar, por ejemplo, números o símbolos en lugar de una letra del alfabeto.
  • Un objeto relacionado con un sitio: tenedor=cocina; pijama=dormitorio; cepillo de dientes=baño…

Lo habitual es empezar con pistas sencillas y subir la dificultad según se acerque el premio. Junto a cada una, se puede dejar una chocolatina de incentivo. Y, además de las pistas, también podéis realizar pruebas sencillas y divertidas que hay que superar antes de buscar la siguiente: 

  • Saltar a la pata coja sin caerse durante 30 segundos.
  • Recitar un poema o una canción de memoria.
  • Mantener el equilibrio durante un tiempo determinado con una cuchara en la boca llena de cacao en polvo sin derramarlo o sujetando el palo de la escoba con el pie sin que caiga. 
  • Buscar diez monedas, inflar un globo, reunir doce pares de calcetines, modelar un duende con plastilina o dibujar un árbol de Navidad en tiempo récord.

¡Las alternativas son tan infinitas como tu imaginación! Lo importante es compartir, reír y disfrutar de vuestra compañía. ¡Feliz Navidad! 🙂 

2 Comentarios en

Juegos navideños para disfrutar en familia