Cómo construir un recogepelotas

Cómo construir un recogepelotas

Te proponemos una manualidad muy sencilla para jugar donde sea, solo o acompañado: un recogepelotas personalizado con tus amigos Los Futbolísimos. Con él pondrás a prueba tu concentración y destreza visual mientras tratas de encestar la pelota.

¿QUÉ NECESITAS?

  • Una botella de plástico (puedes usar desde medio litro de capacidad hasta dos litros, cuanto más pequeña, más difícil).
  • Tijeras.
  • Un trozo de cinta entre 30 y 50 cm. También puedes usar goma elástica para darle más emoción al juego.
  • Una pelota pequeña y ligera, por ejemplo, de corcho o un pompón.
  • Materiales de adorno: papel, cartulina o flecos de colores.
  • Pegamento.
  • Descargables de Los Futbolísimos.

¡MANOS A LA OBRA!

  1. Corta la botella por la mitad con las tijeras. Es más cómodo sujetar la mitad que tiene el tapón, así que puedes descartar la otra mitad. Si quieres darle un toque especial, envuelve el plástico con cinta adhesiva de color. 
  2. Coge la cinta o goma elástica y, en un extremo, fija la pelotita con pegamento resistente. Tiene que quedar bien pegada o se desprenderá en mitad del juego. Desenrosca el tapón de la botella e introduce el otro extremo de la cinta. Vuelve a enroscar el tapón para sujetarla. 
  3. Una vez imprimas los descargables de Los Futbolísimos, recorta y pega en tu nuevo recogepelotas los que más te gusten. Si quieres, adorna el borde con flecos de colores o papel celofán. También puedes recortar pequeños balones de fútbol o silbatos, que hayas dibujado previamente sobre cartulina, y pegarlos a la botella aquí y allá.

¿CÓMO JUGAR?

Puedes utilizar tu flamante recogepelotas de dos maneras:

  1. Si juegas solo, usa la cinta con la pelota y trata de encestarla.
  2. Si juegas acompañado, no necesitáis cinta, sino que podéis pasaros la pelota de uno a otro, tratando de que no caiga al suelo.

¡A disfrutar!

Respuesta a

Cómo construir un recogepelotas